#GlobalNOISE, el 13 de Octubre acción #RuidoGlobal

Activistas de los movimientos occupy, 15m, indignados, etc comenzaron una campaña para lanzar la acción #globalNOISE #RuidoGlobal, una mani o cacerolada mundial planeada para el 13 de Octubre. La idea es que cada movimiento haga suya la propuesta, usando el metodo del ruido y el sonido para protestar por lo que ellos crean conveniente.

El eje principal de la protesta gira en torno a la deuda ilegítima generada por la ambición de unos pocos, y que con la connivencia de las oligarquías financieras y los poderes políticos que las protegen, se pretende que sea asumida por todos.

Bajo el lema de No debemos, No pagamos, el mundo entero protestará generando un inmenso “Ruido Global”, en miles de manifestaciones simultáneas, donde se invita a los ciudadanos a portar todo tipo de objetos ruidosos, cacerolas, etc. con los que acompañar la sonora protesta.

Mientras los cacharros de cocina pueden ser la primera opción, no son la única. Recuerda que el objetivo es hacer ruido como forma de protesta. Puedes usar cualquier cosa que haga ruido, incluso instrumentos reales, como silbatos, bocinas,  vuvuzelas, o incluso tambores. También podemos animar a los conductores a participar con el cláxon de sus coches (Pitódromo”).

La cacerolada es un medio de llamar la atención sobre los problemas de nuestra comunidad a los que la estructura de poder no atiende, utilizando un método que es difícil de ignorar. En el pasado, se ha utilizado para llamar la atención sobre la reforma de la educación, el hambre, la corrupción gubernamental, la desigualdad en la distribuión de recursos, y mucho más.

La cacerolada  “#potbanging” ha revivido recientemente en los movimientos Occupy y de los Indignados españoles, y sobre todo en el movimiento estudiantil en Canadá. Desde entonces se ha extendido por todo el mundo. Es a partir de estas referencias históricas y ejemplos recientes que surgió la idea de coordinar un cacerolazo mundial. Una proyección internacional de la frustración y el malestar a escala global, que será difícil de ignorar.

Son ya muchos los años de sometimiento, los años de empobrecimiento del 99% para enriquecimiento de una minoría, que con su desmedida avaricia nos ha traído finalmente hasta aquí, generando una crisis sin precedentes, tan profunda que ni el sacrificio ni los recortes a los ciudadanos podrán resolver. Pero no es la deuda pública la culpable, pues es menor que la mayoría de países de nuestro entorno, y aun hoy perfectamente asumible sin recortar derechos ni prestaciones. El problema real es la enorme deuda privada de 3 billones de euros, sobre la que el ciudadano de a pie no tiene responsabilidad alguna. Esa deuda ha sido acumulada tras años y años de prácticas bancarias y empresariales especulativas, que enriquecieron a quienes las promovieron, y arruinaron al resto. Ellos y no el estado son los responsables de asumirla. Si los bancos europeos prestaron dinero a bancos y empresas españolas, el problema de impago es su responsabilidad, pero nunca la de una ciudadanía sobre la que se quiere cargar el peso de un durísimo rescate, provocado básicamente por los problemas de las entidades financieras. El dinero que se nos quita de nuestros servicios públicos y prestaciones sociales, y que nunca será devuelto, está siendo utilizado para tapar sus agujeros, para que la gran banca haga negocio, e incluso para que siga especulando comprando deuda pública española. Por eso manifestamos, alto y claro, que no aceptamos pagar esa deuda, que se acabó el tiempo de rescatar a bancos, porque ahora es el tiempo de rescatar a las personas, es el momento de aplicar un Plan de Rescate Ciudadano:

  1. Ni un euro más para rescatar a los bancos. Auditoría ciudadana de la deuda. No pagaremos la deuda ilegítima creada por aquellos que provocaron la crisis.
  2. Educación y sanidad de financiación y gestión públicas, gratuitas y de calidad. No a los recortes del gasto público, no a la privatización de los servicios públicos. Ningún repago sanitario.
  3. Reparto justo del trabajo, y la riqueza. No a la precarización. No a la jubilación a los 67. Retirada de la Reforma Laboral. Valoración del trabajo reproductivo, doméstico y de cuidados.
  4. Derecho garantizado al acceso a una vivienda digna. Dación en pago retroactiva. Parque de viviendas de alquiler social. Promoción de cooperativas de vivienda.
  5. Reforma fiscal que permita redistribuir de forma justa la riqueza que producimos entre todos y todas. Renta Básica universal para todas las personas.

Sabemos que la lucha es el único camino. Sólo desde nosotros mismos, de nuestras luchas y reivindicaciones se puede generar el cambio, donde demos un viraje absoluto a los modelos políticos y económicos que se nos imponen. Es el momento de unir todas las luchas en una, de salir a las calles a pelear por un mundo mejor que ponga en el centro la solidaridad entre las personas y los pueblos, la igualdad, la justicia social, los derechos humanos y la vida. ¡NO DEBEMOS, NO PAGAMOS!

Desmontando Mentiras

Nos dicen que tenemos un problema de deuda; el gasto público es excesivo; el estado del bienestar es insostenible; los recortes son necesarios; el mercado laboral es rígido; la reforma laboral creará empleo; hemos vivido por encima de nuestras posibilidades; las ayudas a los bancos reactivarán la economía; la Unión Europea es garantía de democracia y derechos sociales…MENTIRAS!!!

 

 

  • LA DEUDA ESPAÑOLA ES DEUDA PRIVADA (81%), en su mayor parte de bancos y empresas. La deuda pública ha aumentado por las ayudas a la banca (más de 200 mil millones de euros + los 100 mil del reciente rescate). Pagamos la deuda de los bancos con recortes y privatizaciones.
  • EL DÉFICIT ACTUAL (11% PIB) NO VIENE DE UN EXCESIVO GASTO PÚBLICO. El gasto público español (educación, sanidad, etc.) es inferior (43% del PIB) a la media europea (51%). Tenemos menos empleados públicos (13% de población activa) que el resto de Europa: del 24% al 31% en Francia, Holanda o Dinamarca. Los salarios públicos también se encuentran entre los más bajos de la UE.
  • EL DÉFICIT SE ORIGINA POR LOS BAJOS INGRESOS FISCALES. España es junto con Grecia, Portugal e Irlanda el país europeo donde los ingresos del estado son menores (33% PIB frente al 39% en la UE) porque las grandes fortunas y empresas pagan menos impuestos, además de ser las principales responsables de los 90.000 millones de euros anuales de fraude fiscal.
  • EL MERCADO LABORAL EN ESPAÑA NO ES RÍGIDO: ya antes de la reforma laboral era más fácil y barato despedir en España que en la mayoría de los países de la UE. Además, nuestros salarios son más bajos (39% menos que en Alemania y 34% que en Francia). El abaratamiento de despidos y salarios genera menos consumo de los trabajadores, lo que provoca menos actividad económica, el cierre de pequeñas empresas y un aumento del desempleo.
  • EL PRECIO DE LA VIVIENDA SE MULTIPLICÓ POR 3 en el periodo 1997-2007, mientras que los salarios reales descendieron un 6% entre 1994-2006. El ratio entre salario medio y precio de la vivienda llegó a ser en España el triple que en la UE. La especulación beneficia a unos pocos a costa de endeudar y empobrecer a las familias. Entre 2007 y 2011 se realizaron 166.716 desahucios.
  • LA BANCA ESPAÑOLA ES UN AGUJERO DE INSOLVENCIA. Cuenta con 176 mil millones en activos tóxicos, y debe al Banco Central Europeo otros 402 mil millones. Los sucesivos rescates y ayudas se usan para amortizar deudas y especular con la deuda pública, sin que aumenten los créditos a familias y pequeñas empresas.

 

Construyendo Alternativas

Estas y otras propuestas son alternativas viables que benefician al conjunto de la población, pasos hacia un nuevo modelo al servicio de las personas y la vida. No se aplican porque los gobiernos, instituciones, bancos, grandes empresas y fortunas solo miran por sus propios intereses, contrarios a la democracia y la ciudadanía.

  • REALIZACIÓN DE UNA AUDITORÍA DE LA DEUDA, transparente y con participación ciudadana, que delimite quienes son los responsables de la deuda y quienes se han beneficiado de ella. Repudio del pago de toda aquella deuda que se considere ilegítima por no haber repercutido en beneficio de la ciudadanía. Determinación de responsabilidades civiles y penales a los gestores políticos y financieros que han generado la deuda ilegítima. Que pague la deuda quien se ha beneficiado de ella.
  • CREACIÓN DE UNA BANCA PÚBLICA, ÉTICA, TRANSPARENTE, DEMOCRÁTICA, BAJO CONTROL SOCIAL, cuya actividad se enfoque a la financiación de familias y de aquellas empresas que sirvan al interés general, y no a la especulación.
  • IMPLANTACIÓN DE UN SISTEMA FISCAL PROGRESIVO Y JUSTO, que grave más a quienes más tienen, permitiendo la redistribución de la riqueza y dotando al estado de los medios suficientes para cubrir los servicios públicos y crear empleo.
  • PERSECUCIÓN DEL FRAUDE FISCAL Y PROHIBICIÓN DE OPERAR EN PARAÍSOS FISCALES hasta conseguir su cierre.
  • CESE INMEDIATO DE PRIVATIZACIONES Y RECORTES. Desarrollo de servicios públicos accesibles y suficientes para garantizar la cobertura de las necesidades de toda la población. Estos servicios no deben estar sujetos a intereses privados.
  • REGULACIÓN INMEDIATA DEL MERCADO INMOBILIARIO para acabar con la especulación, así como una legislación garantista que proteja los derechos fundamentales de la ciudadanía: dación en pago, moratoria de los desahucios y reconversión de los pisos hipotecados ejecutados y los pisos vacíos en alquiler social asequible, y todo ello con carácter retroactivo.
  • ANULACIÓN DE LA REFORMA LABORAL. Creación de un nuevo marco laboral que proteja los derechos de las personas trabajadoras y garantice la conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Aumento del salario mínimo interprofesional y establecimiento de salarios máximos. Disminución de rentas del capital y aumento de rentas salariales para dinamizar la economía real y desvalorizar la especulación.
  • RECHAZO DE LOS TRATADOS QUE CONSTITUYEN LA UNIÓN EUROPEA de las grandes corporaciones y la banca, y construcción de una Europa social y democrática.

A pesar de que podemos estar separados por el espacio físico, todos estamos unidos en nuestra lucha.

El 13 de octubre, en cada pueblo, en cada ciudad, en cada continente, el mundo escuchará el sonido del cambio.

 

 

 

Anuncios

15M & Occupy Wall Street: #12M15M

<a href="http://twitpic.com/9awtay" title="#12M15M: Las 5 razones para salir a la calle. 12 de mayo, día... on Twitpic"><img src="http://twitpic.com/show/thumb/9awtay.jpg" width="150" height="150" alt="#12M15M: Las 5 razones para salir a la calle. 12 de mayo, día... on Twitpic"></a>

Somos el 99%.

La distribución actual de los recursos económicos condena a la inmensa mayoría de la población mundial a la pobreza o a la incertidumbre diaria, y a las generaciones del futuro a una herencia marcada por los riesgos medioambientales. Todo para el beneficio de unos pocos. Reclamamos justicia social, no daremos un paso atrás en la defensa de nuestros derechos. Nuestros representantes tienen la obligación de hacer valer nuestras necesidades, deben escucharnos. Convirtamos las calles en el mayor altavoz del mundo el 12 de mayo.

Porque somos el 99%. Porque no somos mercancía en manos de políticos y banqueros.

Tomemos las calles el 12 de mayo.

El movimiento surgido en las asambleas del 15M y Occupy Wall Street prepara acciones entre el 12 y el 15 de mayo. El Mayo Global desborda las redes.

“Convirtamos las calles en el mayor altavoz del mundo el 12 de mayo”. Con esta intención, las redes surgidas a raíz del 15M y de Occupy Wall Street (OWS) preparan una nueva cita para salir a las calles a manifestar su descontento con la gestión de la crisis financiera. Y, sobre todo, a expresar que “compartimos un deseo de reapropiarnos de nuestras vidas y de los bienes comunes por medio de una democracia real al servicio de todas las personas”, como dice uno de los llamamientos. Un año después de la manifestación de Democracia Real Ya (DRY), el #12M15M es una apuesta por superar las movilizaciones simultáneas del pasado 15 de octubre y visibilizar la existencia de un movimiento global que propone alternativas factibles. “No podemos confiar en que nuestros líderes resolverán nuestros problemas, tendremos que hacerlo nosotros”, declara la web en la que se articula la organización de la convocatoria.

El 12 de mayo es el día elegido para las marchas y manifestaciones y el 15 de mayo se harán acciones disruptivas “que intervengan en los flujos del capital y en la movilidad”. Se habla de huelga, pero no en términos laborales: es el momento de seguir experimentando una huelga social (de consumo, de cuidados, que incorpore a trabajadoras precarias…) como la que ya se ensayó en el Estado español el pasado 29 de marzo. Para los días contiguos también se planean actividades, hasta 400 según el mapa en el que se están registrando (squaresdatabase.crowdmap.com), pero es difícil estimar qué desarrollo tendrán.

Multitud de fechas para la agitación

En abril tuvo lugar en Milán el segundo HubMeeting, encuentro en el que activistas de todo el mundo pusieron en común sus planes para un mes de mayo muy caliente. En EE UU, el día 1, además de la huelga, se iniciará una acampada en Chicago que durará un mes, para coincidir con la reunión del G8 del 19 al 21. El colectivo Adbusters (el mismo que convocó en Wall Street el año pasado) asegura la asistencia de 50.000 personas.

En Europa, del 5 al 15 el Ágora de Atenas celebrará la llegada de las marchas que emprendieron camino a Grecia a pie o en bicicleta en noviembre. Se define como “espacio abierto y horizontal, sin partidos políticos, basado en principios de inclusión, cooperación, respeto y noviolencia”. Después, del 17 al 19, Blockupy Frankfurt promete tres días de acción: toma de plazas, bloqueo del Banco Central Europeo y manifestación masiva. En la Bienal de Arte Contemporáneo de Berlín, del 29 de abril al 1 de julio, se va a reproducir una plaza al estilo Occupy y 15M. Algunas personas, además de desplegar sus tiendas, aprovecharán la ocasión para hacer talleres y asambleas.

Webs para participar en el #12M15M:

- Convocatorias y difusión: www.may12.net
- Asambleas, actas y noticias: www.globalmay.org/blog

(Marta G. Franco (Redacción) – Viernes 13 de abril de 2012.  Diagonal, Número 172)

The 99% Spring Online Training

You are about to join 100,000 of us gathering in homes, places of worship, on campuses and in the streets to train and prepare ourselves for non-violent direct action.
This spring we are joining together to reclaim our country through action, one neighborhood at a time.

This training takes less than 1 hour to complete – and you don’t have to finish it all at once. You’ll tell the story of how you’ve been impacted by the 1% economy, learn how we got here, and get the tools you need to plan an action in your own community this spring.

Occupying Wall Street. The Inside Story of an Action that Changed America.

Occupying Wall Street.

 The Inside Story of an Action that Changed America.

El volumen lo publicará la editorial progresista OR Books (ya puede encargarse en la web) el próximo 17 de diciembre, cuando se cumplen tres meses de la protesta.

Durante dos semanas, veinte voluntarios, que se hacen llamar Writers for the 99%, se encargaron de recabar los testimonios de los indignados. Insisten en que las 200 páginas del libro no serán una sucesión de entrevistas sino una “historia colaborativa”. No es que se quejen de la atención que les ha dedicado la prensa. Creen que sus reinvindicaciones han tenido una amplia cobertura, sobre todo, en los medios nacionales -el New York Times hasta se hizo eco de una petición de mano “colaborativa” que tuvo lugar el mes pasado y puede verse aquí-, pero este libro, dicen, pretende ser una crónica “pormenorizada” de lo que ocurre diariamente en Zucotti Park. Quieren contar, con sus palabras, cómo se gestó la protesta, cómo se han organizado, cómo han ido ganándose el apoyo de sindicatos y otros movimientos sociales y, también, cuáles han sido las lecciones aprendidas de la Primavera Árabe y los indignados europeos.

El movimiento #OccupyWallstreet

A mediados de año una revista canadiense, Adbusters, lanza una iniciativa, ocupar Wall Street, y arroja una fecha: 17 de septiembre. La idea viaja a través de las redes sociales y el último sábado del verano más de mil personas responden a la convocatoria, se reúnen en el distrito financiero de Nueva York y alrededor de cien de ellas acampan en un plaza -el Zuccotti Park– a tres manzanas de la bolsa de valores.

Dos semanas después, el primero de octubre, son ya cinco mil los manifestantes que pretenden cruzar el Puente de Brooklyn -y son setecientos los arrestados en el intento. Cuatro días más tarde numerosos sindicatos y organizaciones civiles anuncian su apoyo al movimiento y diez o quince mil personas -ya no solo jóvenes, ya no solo estadounidenses- recorren las pocas calles que van de City Hall al campamento. Esto se oye durante la marcha: condenas al sistema financiero, proclamas contra las grandes corporaciones, demandas laborales y estudiantiles. Esto se lee en las pancartas: Enough is enough, We are the 99%, Tax the millionaires, Arrest corporate crooks, Save the American dream. Esto se encuentra, tarde o temprano, el turista que deambula, hoy, por el sur de Manhattan: una plaza tomada por estudiantes y desempleados y sindicalistas, un espacio al margen del vértigo laboral, un punto de tensión y resistencia a los pies de los rascacielos del distrito financiero.