Escrache, la denuncia popular

escracheEscraches, los señalamientos públicos que surgieron en Argentina en los 90

El escrache se popularizó en Argentina gracias a la organización HIJOS (hijos de desaparecidos, asesinados, exiliados y presos políticos de la dictadura) como estrategia de presión popular contra los indultos del presidente Menem a los procesados por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura de Videla. También en Chile, donde tan sólo el 2% de los cómplices de la dictadura han sido juzgados, se practica la escrache (o funa) para desenmascarar los verdugos de Pinochet contra la Unidad Popular de Allende que causaron miles de víctimas.

El escrache nace como una estrategia de denuncia pública contra la impunidad de la dictadura, los crímenes contra la humanidad o la corrupción; como un ejercicio de memoria histórica, un juicio popular para restituir la dignidad de los vencidos.

¿Por qué se llama escrache?  Aunque no hay coincidencia con su origen, sí existe consenso en que el término proviene del lunfardo, la jerga originada y desarrollada en Buenos Aires, y que la poética del tango ayudó a popularizar. De sentido polisémico, deriva de la palabra escracho, que puede significar tanto rostro, generalmente de apariencia no agradable, como el acto de retratar a alguien, por ejemplo, al tomarle una foto o al describirlo con precisión. De esta última acepción es que parece proceder el actual uso.

De Wikipedia, la enciclopedia libre:

Escrache es el nombre dado en el Río de la Plata, principalmente Buenos Aires y Montevideo, a un tipo de manifestación en la que un grupo de activistas se dirige al domicilio o lugar de trabajo de alguien a quien se quiere denunciar. Tiene como fin que los reclamos se hagan conocidos a la opinión pública, pero en ocasiones también es utilizado como una forma de intimidación y acoso público, para lo cual se realizan diversas actividades generalmente violentas. En Chile estas acciones son conocidas como funa. La versión peruana, con una connotación más simbólica, se llamó roche y sus activistas firmaban como el roche. [2] [3]

El escrache de la mano de #15mpaRato

La campaña mediática #15mpaRato anticipaba su llegada, en las jornadas de movimientos sociales Colpegem Juntes que se realizaron en Barcelona en enero se contemplaba como una línea estratégica y en febrero nacía en plaza Sant Jaume el @escracheBCN.

La idea del 15MpaRato nació al calor de las movilizaciones del 12M15M. El barrio de internet lanzó un mensaje, que se leyó en la manifestación, que entre muchas otras cosas decía “ahora vamos a por los banqueros”.

Se puede definir 15MpaRato como un escrache tecnopolítico por el papel imprescindible que ha tenido la organización en red en el conjunto de las acciones de señalación y acusación.

El 15M ha acelerado el uso de twitter como máquina de creación de eslóganes y acciones totalmente incorporada a las dinámicas de acción.

La PAH lanza el escrache para perseguir a los culpables

47e3a8d8cce51d49d88226c89b647733_XL#Fase1: Hay Vidas en Juego

Carta de la PAH a todos los diputados del Congreso que anunciaron que votarian que no a las medidas de la ILP Hipotecaria o que no habían contestado.

El martes 12 de febrero se votaba en el Congreso de los diputados la admisión a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular hipotecaria. Una ILP que cuenta con el aval de 1.402.854 firmas, un verdadero clamor social contra el drama de los desahucios

Segunda fase Vidas en juegoOkSITT023-640x464

Desde hoy viernes 7 de Marzo, comenzamos la segunda fase que informará a los Diputados de los partidos que pretenden rebajar sustancialmente el contenido de la ILP sobre la situación de los hipotecados. Además de continuar con la campaña virtual, se irá a informar a los Diputados presencialmente (..)

Fuentes: madrilonia.org, Luis Ini (La Marea), PAH, Wikipedia

Escrache      ZonaCrítica

Javier Gallego 28/03/2013

Nos habéis perseguido a todos. Primero fuisteis a por los jubilados pero como vosotros tenéis la jubilación asegurada, no os importó hacerles daño. Después fuisteis a por los enfermos, los discapacitados, los dependientes y como vosotros no tenéis problemas de dinero, no os importo cargar a las familias con un peso que no pueden soportar. Entonces fuisteis a por los funcionarios, los médicos, los profesores. Fuisteis a por nuestra sanidad y a por nuestros colegios porque vosotros tenéis los vuestros asegurados. Protestamos y no os importó enviarnos a los antidisturbios a que nos hicieran daño.

No os importó que hubiera millones de parados y fuisteis también a por ellos. Les quitasteis un pedazo de lo poco que les queda y les gritasteis que se jodan en mitad del Parlamento. Y empezasteis a jodernos a todos los demás, a la cultura, a los mineros, a todos los contribuyentes. Fuisteis a por todos nosotros y no os importó hacernos daño para no hacérselo a los vuestros. Los bancos vinieron a por nosotros y vosotros nos quitasteis los cuatro cuartos que nos habían dejado en los bolsillos. Ellos nos robaban, vosotros hacíais negocio con nuestro dinero. Volvimos a protestar y nos disteis la espalda de nuevo.

No queríais ver cómo la gente saltaba por las ventanas o se colgaba del cuello. Los bancos que nos habían puesto la soga iban a por los que menos tenían y les dejasteis hacer. Dejasteis que se aprovecharan con las preferentes de los más indefensos y vulnerables y jamás perseguisteis a los timadores. Dejasteis que algunos se quitaran la vida angustiados por su desahucio. Les empujasteis al vacío sin mover un solo dedo y permitisteis que pelotones de policía siguieran sacando a la gente de sus casas a empujones. Podríais haberlo evitado pero seguíais mirando para otro lado.

Los jueces españoles y el tribunal europeo han decretado que las hipotecas españolas son ilegales y abusivas y a ninguno de los dos les habéis hecho caso. Miles de personas en la calle y un millón y medio con su firma, os han pedido parar esta sangría y habéis tratado de escaparos de ellos. Nos disteis unas medidas insuficientes que no sirvieron para nada y ahora nos volvéis a ofrecer un simulacro de solución en diferido. Os pedimos pan y nos dais migajas. Os pedimos ayuda y nos dais antidisturbios. Os pedimos que nos echéis una mano y nos la echáis al cuello.

Ahora van a por vosotros y reclamáis que os amparemos pero ya no queda casi nadie de nosotros que lamente lo que os está pasando. Os toca sentir lo que sienten los perseguidos. Ahora nos pedís la justicia que vosotros nos habéis negado. Invocáis la democracia que habéis destruido y el respeto que no nos tenéis. Exigís que se respeten los derechos que no habéis respetado. Llamáis terroristas a los que os persiguen pero sois vosotros los que los habéis aterrorizado. Nos llamáis golpistas mientras nos moléis a golpes. Hay que ser muy miserable para llamar acosador al acosado.

Seguid así. Seguid dando la espalda a la realidad, seguid llamándonos criminales en lugar de ciudadanos. Seguid aumentando la pobreza, la desigualdad y el paro. Seguid dejando que a la gente la estafen, la echen a la calle y los ladrones anden sueltos. Seguid haciendo un escrache masivo a la población y acabaréis sufriendo un escrache masivo y violento. No es una amenaza, es una advertencia de lo que, desgraciadamente, podría pasar.

Ahora solo van a por vosotros pero mañana irán a por vuestra seguridad, la seguridad que les habéis negado, y a por vuestros privilegios, a por el dinero que les habéis quitado, los coches en los que huis de nosotros, las casas que tenéis y que ellos han perdido, el bienestar que les habéis arrebatado. Querrán infligiros el mismo dolor que le habéis causado. Y a nadie le importará si os hacen daño porque el daño que habréis hecho nos habrá anestesiado a todos. Serán tan violentos como lo habéis sido vosotros. Se saltarán tantas leyes como vosotros habéis violado. Serán peligrosos porque están desesperados. Y serán incontrolables porque no tendrán nada que perder.

Vosotros se lo estáis quitando todo. Vosotros sois los responsables de lo que os pase. Os lo merecéis. Vosotros no sois las víctimas, sois los culpables, sois la causa de los escraches que estáis padeciendo. Vosotros sois el escrache de este país. Le habéis hecho un escrache a esta democracia hasta obligarla a huir por patas. Nos habéis hecho escraches cada vez que nos reuníamos en las plazas y en las calles. Le habéis hecho decenas, cientos de escraches a los ciudadanos a golpe de porra, recorte, insulto y decretazo.

Sois vosotros los que permitís el acoso a los ciudadanos de una banca miserable que impone una ley injusta. Sois vosotros los que dejáis que miles de familias sean humilladas delante de sus vecinos, que sus casas sean señaladas con una cruz de “desahuciado” en la puerta, que queden marcados como parias y excluidos, que ancianos, niños, enfermos y gente sin recursos estén sufriendo la derrota, la violencia policial y la vergüenza pública. Sois vosotros los que lleváis más de cuatro años haciéndonos un escrache tras otro, los que lleváis años huyendo de los que ahora os persiguen, los que estáis empujando a miles de personas por un barranco por el que os acabarán arrastrando, los que estáis provocando una pobreza, un odio y una desesperación que puede acabar estallando.

Si dejáis que eso ocurra, recordaréis el último verso del poema de Niemöller: “Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar”. Nadie protestará porque os estaremos persiguiendo todos.

La Bankia Nostra

La Costra Nostra

29.May.2012    Por Javier Gallego

No es Chicago en los años 30 y 40. No es Nueva York en los 70 y 80. Tampoco es Sicilia ni Calabria. Pero sí es Génova. Y también Ferraz. Es Madrid y Barcelona y Valencia y Sevilla. Es España en 2012. Por todo el país se ha extendido una mafia, una casta que se rige por los códigos mafiosos y que se expande como una mancha de aceite por todos los ámbitos del poder, política, banca, jueces, iglesia, periodistas. Son La Costra Nostra, un coágulo que se ha endurecido como un quiste taponando la herida y ahogándonos debajo.

No encuentro otra explicación para describir este estado de permanente extorsión al ciudadano y de impunidad del poderoso. Si teníamos ya serias sospechas, se han desvelado como certezas con el caso de La Bankia Nostra, la banca que ahora es “nostra” a la fuerza. A la fuerza, ahorcan. Y a nosotros nos han ahorcado y no hemos podido decir que no porque la entidad mafiosa ha actuado como Vito Corleone cuando dijo: “Le haré una oferta que no rechazará”.

En efecto, Rodrigo Corleone-por-un-Rato y su familia bancaria nos ha dejado en la cama una deuda de caballo, que al principio parecía un pony de 9.000 millones, después un potro de 15.000 y ha terminado siendo un percherón de más de 23.000 millones de euros, el mayor atraco de la Historia a la Hacienda Pública con el silencio de las más altas esferas del Estado, desde el Banco de España a los dos últimos gobiernos que no han protestado, no se han indignado, no exigen responsabilidades. Si no son cómplices de lo que estaba pasando, lo son ahora por no llevarlos ante los tribunales. Lo es ahora el gobierno actual por impedir que Rato y sus consejeros vayan a dar explicaciones al Parlamento. Lo es por no crear una comisión de investigación. Lo es el principal partido de la oposición por no haberla pedido aún y preferir una comparecencia, es decir, un paripé. Aquí hay que investigar a fondo a quienes mintieron descaradamente y dijeron que Bankia tenía una deuda de 30 millones cuando ayer se descubrió que eran 3.000.

Están tan acostumbrados a llevarse dinero que se llevaron también los dos ceros. Lo hacen porque también lo hacen los políticos que declaran primero un déficit y después otro muy distinto. Así que les dimos 4.000 millones y han dejado un agujero de 3.000. Han desperdiciado 7.000 millones. Pero nos piden 19.000, unos 500 euros a cada español, incluidos niños. Así actúa la mafia, te roban y además te piden el “pizzo”, el impuesto mafioso. Y el gobierno se los da y ni les pide que devuelvan sus sueldos y les evita dar explicaciones y el merecido escarnio público. Sólo habrá una comparecencia de los responsables a puerta cerrada. Para que no les oigamos. Esto en la mafia tiene un nombre: Omertá, la ley del silencio.

Es la ley con la que se defienden unos a otros. Todos lo hacen. Lo han hecho los jueces del Consejo General del Poder Judicial con los viajes de lujo de su presidente Carlos Dívar. Lo hace el gobierno cuando otros partidos le piden que obligue a la iglesia a pagar el IBI: de eso no hay nada que hablar. Lo hizo el anterior gobierno socialista que ahora lo pide pero ha tenido décadas de mandato para hacerlo y para modificar sus acuerdos con la iglesia, pero calló la boca. Aunque tienen sus guerras, se defienden unos a otros, son la familia, la casta, los elegidos. Nosotros les hemos elegido. Por eso son La Costra Nostra. Nuestra costra, la herida que nos merecemos.

Son una costra y con las costras, ya se sabe. Podemos quitárnoslas o dejar que caigan solas. En ambos casos, desaparecen.

(Aunque nuestro invitado de hoy, el filósofo Manuel Cruz, es menos optimista y cree que La Costra Nostra es “la costra que no cesa”. Escúchalo en el programa de hoy).

http://www.rtve.es/swf/4.1.3/RTVEPlayerAudio.swf

El agujero de Bankia es como el monstruo de las galletas

El Finalcial Times compara el problema de la recapitalización de Bankia de España con el caso irlandés que desembocó en un rescate de la UE.

El “Conde dracula” es Mario Draghi, el presidente del BCE. “Triki”, el monstruo de las galletas es Bankia. Las galletas son activos bancarios.

Barrio Sesamo no sirve únicamente para enseñar a contar a los más pequeños, también para confrontar a los mayores a la realidad. De momento, así lo utiliza la edición digital del Financial Times, que recurre de nuevo a las populares marionetas para poner de relieve sus dudas acerca de la situación del sistema financiero español.

En la edición del 14 de mayo, Triki, el monstruo de las galletas encarnaba a la banca española. Ahora Triki representa a Bankia y el Conde Drácula encarna a Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo. Las deseadas galletas con las que el Conde nutre al monstruo representan activos bancarios.

Así FT recalca la insaciabilidad de Bankia, que finalmente necesitará una inyección adicional de 23.500 millones de euros. La posible solución ideada por el Gobierno, para que la ayuda no se contabilice como deuda pública ni déficit. La fórmula que consistiría en entregar a Bankia bonos de deuda soberana a cambio de acciones para que la entidad pudiera acudir ante el BCE con el aval del Estado, es calificada como “poco ortodoxa”, y “con reminiscencias de Irlanda”.

Según el artículo, existen paralelismos  con Irlanda y el caso del Anglo Irish Bank que finalmente obligó al país a pedir un rescate ante la Unión Europea. Además asegura que es  muy posible que Bankia no consiga financiarse a sí misma, y pone en duda la buena receptividad del BCE al plan de rescate.

 

15MpaRato

 @15MpaRato
En la guerra de los de arriba contra los de abajo el miedo ha cambiado de bando. Ahora los objetivos los ponemos nosotros.Objetivo nº1: Rodrigo Rato      ·          http://15mparato.wordpress.com/