round jazz: CARNE CRUDA Síntomas de un ‘trending topic’

CARNE CRUDA Síntomas de un ‘trending topic’

El programa de Radio 3 (RNE) ‘Carne Cruda’ y su director y presentador, Javier Gallego, han sido hoy trending topic español en Twitter. Dicho de forma menos anglo-pedante y más precisa: el editorial del programa con el que Javier ha abierto hoy el programa ha sido uno de los temas más comentados en España en un momento determinado por parte de los usuarios de esta red. ¿Qué ha pasado para que un programa de una emisora minoritaria haya logrado rascar en la superficie de gloria efímera en la competición de los ciento cuarenta caracteres?
Javier ha dicho lo que pensaba. Esto no es nuevo, claro. Quienes seguimos a diario el programa sabemos que, más o menos, lo hace todos los días. Hoy ha tocado un tema sensible (¿cuándo no?): la modificación normativa (por decreto) por parte del partido político en el gobierno, el Partido Popular (PP), para nombrar al director de Radiotelevisión Española. Desde 2006 tal nombramiento exigía mayoría cualificada (dos tercios del Parlamento). Ahora puede nombrarlo de forma unilateral el actual gobierno, haciendo uso de su mayoría absoluta. Se ciñe sobre la radiotelevisión pública la sombra de la manipulación informativa al servicio del partido en el gobierno, cáncer endémico que creíamos extirpado.
Varias consideraciones:
1) El periodismo está enfermo. La independencia del profesional escasea de tal manera que encontrar una voz libre produce en el ciudadano un efecto de euforia que hoy se ha manifestado significativamente en los onomatopéyicos ciento cuarenta caracteres de Twitter de muchos internautas.
2) Hay tantos medios que son ídem hacia un fin ideológico (léase poder económico e influencia social y política) que la profesión, a pesar de los buenos profesionales que aún quedan, está en un jaque (¿mate?) de credibilidad. Hoy se usan y entienden los medios más como una opción de ocio que verdaderamente informativa. Forman parte de esta ‘civilización del espectáculo’ en la que vivimos (bautizada así por Mario Vargas Llosa). Alerta roja.
3) No hay venda antes de la herida. El editorial de Javier diagnostica una enfermedad que creíamos erradicada en 2006 y cuyos síntomas previos se intuían hace semanas y meses con declaraciones amenazantes y chulescas sobre el futuro de algunos profesionales. La política entendida como vendetta y agencia de colocación.
4) Javier Gallego ha elevado la voz de sus razonamientos desde el propio medio implicado. Ha hecho lo que la razón pragmática insinúa que no se debe hacer. Nada tan poco útil para conservar el puesto que hacer crítica incisiva de quien en breve decidirá tu futuro. Le honra. Por ello, lo admiro y respeto.
5) La falta de pragmatismo de Javier es tan insólita en nuestro tiempo que a su vez pone en evidencia la actitud mayoritaria entre la profesión periodística (que servidor conoce de primera mano). La solidaridad por la injusticia se consuela en privado y se calla en público. El ejercicio del periodismo incisivo se sustenta en el interés comercial o político del medio. Hace mucho que la lucha por la conservación del puesto de trabajo se desentendió de injusticias y amigos. Palmadita en el hombro y silencio. Los males, siempre ajenos.
6) Desde que el Partido Popular lograra hacerse con el gobierno tras las últimas elecciones en España, muchos oyentes han sentenciado el programa. Meses y meses de necrológicas preventivas. Es tal la convicción de que se vaya a censurar el programa que cuando esto suceda (si es que llega a suceder, Urdaci no lo quiera) será asumido como una fatalidad inevitable: “Ya lo sabíamos”, “Era de esperar”. Se crea un estadio mental en el que la anormalidad democrática es normal y lo contrario, extraordinario. Mal punto de partida para la reacción social.
6b) El Partido Popular debería hacérselo mirar. Su gobierno genera siempre certezas de injerencia en la libertad en muchos ciudadanos: “Ya verás ahora, cuando gobiernen”.
7) ‘Carne Cruda’ – o lo que es lo mismo, Javier Gallego – es un programa libre e independiente. Ha tratado temas y ha tenido invitados en la mayoría de las ocasiones ajenos a la convencional agenda informativa y de contenidos de los medios de comunicación convencionales. Ha ejercido, por lo tanto, función de medio de comunicación público dando cobertura a las minorías y ha ejercido a diario el libre pensamiento, razonado e implicado. Jamás ha sido vocero del interés por conveniencia ni alminar para la proclamación de la razón absoluta. Estimula el pensamiento (ejercicio hoy tan en desuso) y amplía los horizontes culturales (hay más mundos… ¡y están en este!).
Carlos Pérez Cruz (23 Abril 2012)
PD: En el momento de concluir este texto recibo un correo con un enlace a un artículo publicado en la edición digital del diario ‘El Mundo’ bajo el título de El locutor de RNE Javier Gallego ataca al Gobierno: ‘Venceréis pero no convenceréis’. Lamentable. Démosle la vuelta: El locutor de RNE Javier Gallego defiende a la profesión periodística ante la amenaza gubernamental: ‘Venceréis pero no convenceréis’. Un ejemplo más de lo dicho en el punto 2. Agradezco a ‘El Mundo’ la rápida y eficaz muestra ofrecida de lo aquí expuesto

Autor: Carlos Pérez Cruz (23 Abril 2012)

Esta entrada fue publicada en Cosas, Música y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s