Occupying Wall Street. The Inside Story of an Action that Changed America.

Occupying Wall Street.

 The Inside Story of an Action that Changed America.

El volumen lo publicará la editorial progresista OR Books (ya puede encargarse en la web) el próximo 17 de diciembre, cuando se cumplen tres meses de la protesta.

Durante dos semanas, veinte voluntarios, que se hacen llamar Writers for the 99%, se encargaron de recabar los testimonios de los indignados. Insisten en que las 200 páginas del libro no serán una sucesión de entrevistas sino una “historia colaborativa”. No es que se quejen de la atención que les ha dedicado la prensa. Creen que sus reinvindicaciones han tenido una amplia cobertura, sobre todo, en los medios nacionales -el New York Times hasta se hizo eco de una petición de mano “colaborativa” que tuvo lugar el mes pasado y puede verse aquí-, pero este libro, dicen, pretende ser una crónica “pormenorizada” de lo que ocurre diariamente en Zucotti Park. Quieren contar, con sus palabras, cómo se gestó la protesta, cómo se han organizado, cómo han ido ganándose el apoyo de sindicatos y otros movimientos sociales y, también, cuáles han sido las lecciones aprendidas de la Primavera Árabe y los indignados europeos.

El movimiento #OccupyWallstreet

A mediados de año una revista canadiense, Adbusters, lanza una iniciativa, ocupar Wall Street, y arroja una fecha: 17 de septiembre. La idea viaja a través de las redes sociales y el último sábado del verano más de mil personas responden a la convocatoria, se reúnen en el distrito financiero de Nueva York y alrededor de cien de ellas acampan en un plaza -el Zuccotti Park– a tres manzanas de la bolsa de valores.

Dos semanas después, el primero de octubre, son ya cinco mil los manifestantes que pretenden cruzar el Puente de Brooklyn -y son setecientos los arrestados en el intento. Cuatro días más tarde numerosos sindicatos y organizaciones civiles anuncian su apoyo al movimiento y diez o quince mil personas -ya no solo jóvenes, ya no solo estadounidenses- recorren las pocas calles que van de City Hall al campamento. Esto se oye durante la marcha: condenas al sistema financiero, proclamas contra las grandes corporaciones, demandas laborales y estudiantiles. Esto se lee en las pancartas: Enough is enough, We are the 99%, Tax the millionaires, Arrest corporate crooks, Save the American dream. Esto se encuentra, tarde o temprano, el turista que deambula, hoy, por el sur de Manhattan: una plaza tomada por estudiantes y desempleados y sindicalistas, un espacio al margen del vértigo laboral, un punto de tensión y resistencia a los pies de los rascacielos del distrito financiero.

Esta entrada fue publicada en Cosas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s